Haciendas de Café en Tiempos D.M.

Cafe

Ya hace varios años que algunas haciendas de Puerto Rico comenzaron a hacer recorridos de café y yo estaba ajena a tal maravilla. Claro, me entero D.M. (Después de Mar… ya saben el resto) y como el café tarda más de dos años en darse, me pregunté qué haciendas quedaban en pie y estaban ya abiertas para ofrecer los recorridos. Basado en mi búsqueda online y unas recomendaciones, escogí tres haciendas en los pueblos de Adjuntas, San Lorenzo y Lares.

A quien le guste el café sabe que el de Puerto Rico es de excelente calidad y nada ha podido matar las ganas de lucha de los empresarios y caficultores del café Borincano. Por esto creo que es de vital importancia apoyarlos.

A uno le dicen café y generalmente piensa en el área centro-oeste de Puerto Rico, pues allá en Adjuntas se encuentra la Hacienda Tres Ángeles. Una finca agro-turística certificada por la Compañía de Turismo de Puerto Rico y reconocida por la Organización Mundial de Turismo de las Naciones Unidas como Campeones Mundiales de turismo en el 2015. Además, cuentan con la certificación Caribbean Kosher del Rabino Mendel Zarchi. Esta hacienda es de las pocas que quedó bastante en pie luego de ese suceso that shall not be mentioned en septiembre del 2017. La familia, que es muy religiosa, indica que dan gracias todos los días por eso.

En el recorrido la dueña habla de como conoció a su esposo (que créanme, los dejará pensando que en la vida no hay casualidades) y la relación entre sus tres hijas y el nombre de la hacienda. Aprenderán sobre los diferentes tipos de café, como se siembra, los frutos que se pueden sembrar alrededor (tienen plátanos y un tipo de blueberry boricua, entre otros). Ella comparte trucos de agricultura, sus prácticas sustentables (como las placas solares), la historia del café y de Adjuntas. Podrán ver el impresionante cuarto de maquinaria que se utiliza en el proceso (cuidado si llevan niños, se van a querer tirar como si fuera una chorrera). Trabajan specialty coffee, café de origen único Arábiga/Caturra (lo mas high-end/fino/fancy del café). De aquí se suplen distintas marcas de café puertorriqueño y de otras haciendas que lo perdieron casi todo.

View

Para los recorridos se reserva, lleguen puntual y listos para caminar por la finca unas 2.5-3 horas y al final les darán una tacita de café y una merienda, todo por $15 por adulto. Cuentan con un restaurante que sirve comida fresca criolla casual (literalmente farm to table). Tienen batidas, postres y bolsas de café para la venta. La vista de esta hacienda está a otro nivel y si llegan temprano pueden aprovechar y disfrutar el área sin el corillo de gente.

Sus horarios de “oficina” son generalmente de viernes a domingo y los recorridos son los sábados a las 10am. Se encuentra en la Carr. 129, km 38.4 del Barrio Portillo de Adjuntas. Para reservar se puede comunicar al número de teléfono 787-360-0019 o visitar sus redes sociales en Facebook y Twitter.

Pero no todas las haciendas están en el área oeste y centro de Puerto Rico, el área este también tiene lo suyo, evidenciado en la Hacienda Muñoz de San Lorenzo, la tierra del que nunca envejece y está duro como el cemento de Ponce, Chayanne. Esta hacienda está en pie ya que almacenan café y su organización es impresionante.

La historia de esta hacienda comienza con una familia que ofrecía servicios de catering hasta que montaron el Restaurante Yiya’s. La oportunidad de expansión vino con los Centroamericanos del 2010 cuando ellos alimentaron a los atletas y el Sr. Muñoz supo aprovechar esa oportunidad. Nació la hacienda que cuenta además con un espacio hermoso para actividades privadas (donde janguea una familia de pavos reales), Doppio Café (donde pagas el recorrido a $15 por persona y venden souvenirs, café en bolsa, jabones, tazas, camisas y desayunos), Amanda’s Wood (cervezas y hamburguesas de 10lbs), una villa que todavía le faltan unos detalles por arreglar luego del suceso y, por supuesto, Yiya’s.

20180819_105857

Luego de la historia de la familia, el recorrido entra en la historia del café desde sus orígenes en Etiopía. Acompañado de unos carteles que sirven para visualizar mejor las zonas cafetaleras, la composición del fruto (aprendí lo que es caracolillo y sobre la flor del café), los detalles de la siembra, el cuidado y el beneficiado. Tienen un área de composta donde la burra Isabel es la estrella junto a un árbol de baobab, piñas, guineos, entre otros. Esta hacienda también trabaja specialty coffee (ya que el término gourmet es para comida, no bebidas).

Isabel

Recomiendo que pasen por el Restaurante Yiya’s luego del recorrido, es excelente. El servicio, la comida, la decoración, la música de fondo, tienen cervezas de café que ellos hacen y un flan de café que le ronca la manigueta a cualquiera (pregunten por Cheito).

Ubicada en el barrio Quebrada de San Lorenzo, pueden visitar su cuenta de Instagram y llamar al 939-274-2233 para reservar el recorrido, se ofrece durante el fin de semana a las 10am y a las 2pm.

Para que estén más cómodos en ambos recorridos les dejo unos consejos para visitar una hacienda sin parecer muy de la losa:

  • Tenis, sandalias o botas de hiking o botas de lluvia con agarre (se los puede cambiar luego)
  • Sombrero o gorra para el sol, lleve sombrilla por si acaso, estamos en el trópico.
  • Una botella de agua y una merienda.

He dejado la Hacienda Lealtad de Lares para el final porque esta experiencia es diferente.

Lealtad

El proceso es parecido, puede visitar sus redes sociales: Facebook e Instagram, llamar al 787-897-818 de lunes a viernes de 8am – 5pm y dar la info de alguna tarjeta de crédito para reservar (el costo es de $18 por adulto). Debe llegar al Café Bistro Lealtad que tiene un salón interior y un balcón para comer con vista (les recomiendo que prueben el tres leches de café), más una terraza con una barra y música (un poco muy alta para mi gusto, pero puede que para usted esté chillin’).

Aquí ya empiezan a ver la decoración de la época y la gran inversión que se ha hecho en el espacio. Tiene un amplio estacionamiento para dejar su auto y uno más pequeño donde lo busca la guagua para llevarlo al recorrido de la hacienda.

Una vez pasas el camino llegas a una puerta que parece de novela de Televisa y cuando entras es como si hubieras viajado en el tiempo. Se espera en el café en lo que comienza el recorrido que se centra en la historia de la hacienda desde sus comienzos cuando un hombre francés la construyó en el 1828. Hablan de como pasó a manos españolas, los distintos nombres que tuvo y como terminó en manos puertorriqueñas para el 2007. Ellos sufrieron muchas pérdidas. De sus 600 cuerdas, que estaban llenas, quedaron solo 25,000 plantas de café y más de 5 pies de fango, pero al verlo uno ni se entera por los enormes esfuerzos de todos los involucrados.

40279776_10156578931724932_1453611353250988032_n

La hacienda reconstruida con maderas preciosas cuenta con el edificio principal que tiene una oficina y un espacio para actividades privadas en el primer piso. El museo, que tiene desde el comedor de José De Diego y muebles del siglo 19, hasta estufa y nevera del 1920, es también donde se quedan los dueños cuando están en la hacienda así que es funcional. El edificio donde se trabaja el café, los antiguos cuartos de los esclavos que serán los cuartos del hotel boutique (que abrirá para diciembre o enero), un edificio que cuenta con un café en el piso de arriba y un restaurante en el piso de abajo con vista al río. El café tiene un Wurlitzer original en excelentes condiciones y el restaurante cuenta con una cava donde caben más de 500 botellas de vino. Muebles hechos por artesanos Puertorriqueños en caoba, pisos en mármol y una población de pavos reales, gallos y una gata que se la pasa durmiendo.

El nivel de detalle y la inversión en esta hacienda es palpable. Puede que luego del recorrido usted quiera quedarse admirando la hacienda desde el café o el restaurante con una tacita del café “di Laris”.

En conclusión, en estas tres haciendas quedan las ganas de salir adelante, lo que significa que queda esperanza.

Por: Nicole Rivera Rivera

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s